Llene esta forma y reciba un paquete comprensivo de mesotelioma y asbestos con información detallada sobre donde recibir tratamiento, opciones legales, como enfrentar esta enfermedad, y mucho más.





¿Usted ha sido diagnosticado con mesotelioma, cáncer de pulmón o una enfermedad relacionada al asbesto?

Centro de Recursos de Mesotelioma

Mesotelioma del Pericardio

Mesotelioma del Pericardio es la forma más rara de una enfermedad rara, que cuenta por tan poco como 1% de los diagnósticos de la enfermedad más asociada con la exposición al asbesto. Unos investigadores estiman que el mesotelioma del pericardio puede representar como el 6% de todos los casos, pero esto todavía es solo 180 casos en los Estados Unidos. Sin embargo, los pequeños números desmienten la gravedad de la enfermedad: como 60% de los pacientes diagnosticados con esta enfermedad sucumben a la enfermedad dentro de seis meses.

Mientras que la mesotelioma del pericardio es la forma más rara de esta enfermedad, sigue siendo una amenaza. Muchas personas erróneamente asumen que como los Estados Unidos puso una prohibición en el uso de asbesto que eso ha eliminado grandemente los casos nuevos de mesotelioma. Esto no podría estar más lejos de la verdad. Mesotelioma tiene un periodo largo latente, y puede ser décadas entre cuando el paciente primero es expuesto y cuando él o ella empiece a enseñar los primeros síntomas de la enfermedad.

Entendiendo la Estructura Pericárdico

Mesotelioma del pericardio se forma en el pericardio, una membrana mesotelial que rodea el corazón, dándole soporte y protección a uno de los órganos más importante del cuerpo. Esta membrana es compuesta de dos capas; la capa exterior se llama la capa parietal (también conocida como la teca cordis), mientras que la capa interna que rodea el corazón se llama la capa visceral (también conocida como el epicardio). La teca cordis es parte de un paquete de membranas más grande que rodea toda la área abdominal, dándole colchón a los órganos contenidos ahí.

Mesotelioma del pericardio se desarrolla cuando las partículas del asbesto son atrapadas entre las dos capas de la membrana. Mesotelioma tiene un largo periodo latente, con pacientes frecuentemente pasando décadas entre la exposición y el diagnostico.

Diagnosticando Mesotelioma del Pericardio

Como mesotelioma tiene un largo periodo latente, diagnosticar mesotelioma del pericardio puede ser difícil. Para el tiempo que lleguen unos de los síntomas más comunes, es probable que la enfermedad este en sus últimas etapas y más mortales. Los síntomas más comúnmente reportadas son:

  • Latido de corazón irregular
  • Palpitaciones del corazón
  • Dolor de pecho crónico
  • Soplos cardiacos
  • Dificultad al respirar
  • Falta de aire
  • Tos crónica
  • Fatiga
  • Sudores nocturnos

Como los síntomas de mesotelioma no son específicos a la enfermedad, un diagnóstico rápido y exacto es difícil. Doctores generalmente analizan la historia médica de una persona antes de hacer exámenes de imagen. La resonancia magnética (RM) es uno de los métodos más efectivos de examinar el sitio visualmente. Si el cáncer aparece estar presente, una biopsia confirmara o negara la sospecha.

Tratando Mesotelioma del Pericardio

A diferencia de las formas pleurales y peritoneales de mesotelioma, la cirugía no es una opción efectiva para el tratamiento del mesotelioma del pericardio, debido a la delicadeza del corazón.

Desafortunadamente, hay solo unas pocas maneras realmente efectivas para tratar mesotelioma del pericardio. Terapia de radiación puede ayudar a alentar la propagación del cáncer, pero generalmente no es lo suficiente para matar las células cancerosas. Este tratamiento es frecuentemente usado en coyuntura con quimioterapia, la cual puede ayudar aumentar la eficacia de la terapia de radiación. Sin embargo, ambos la radiación y la quimioterapia vienen con el riesgo de matar las células sanas igual que a las células cancerosas, lo que plantea una serie de graves efectos secundarios relacionados con la salud.

Otra opción de tratamiento se llama aspiración con aguja fina, que consiste en quitar el exceso de líquido que se acumula en el pericardio. Mientras que este tratamiento no necesariamente combate el cáncer, esto puede ayudar a quitar parte de los síntomas dolorosos asociados con mesotelioma.

Si mesotelioma del pericardio es diagnosticado lo suficientemente temprano, cirugía puede ser usada para quitar partes de la área afectada. Terapia de radiación o quimioterapia puede ser usada para matar el resto de las células cancerosas.

inicio  |  mesotelioma  |  asbesto  |  centro de tratamientos de cáncer  |  tratamiento  |  opciones legales  |  veteranos  |  ensayos clínicos  |  related sites  |  contáctenos  |  mapa del sitio  |  Log in
Copyright ©2011 Este sitio web ha sido preparado únicamente para el propósito de proporcionar información sobre Williams Kherkher Law Firm, L.L.P. y los productos y servicios que ofrecen. Haga clic aquí para la renuncia de responsabilidad completa. Los abogados están licenciados únicamente en el estado de Texas a menos que se indique lo contrario en la sección biográfica. Actuaciones pasadas no garantizan resultados futuros. La oficina principal de Williams Kherkher está localizada en Texas. Condiciones de Uso. Sobre.
8441 Gulf Freeway, Suite 600, Houston, TX 77017-5051 -- 800-781-3955 | John Eddie Williams +